Cómo desmontar un andamio con seguridad

Cómo desmontar un andamio con seguridad

Los andamios suelen llamar la atención cuando se levantan en edificios famosos. Esto es lo que ocurrió con el Big Ben de Londres, oficialmente conocido como Torre Elizabeth. Durante 5 años, este monumento londinense de 160 años de antigüedad desapareció detrás de un andamio. Los trabajos de conservación lo hicieron necesario. El asunto causó tanto revuelo que incluso el fabricante de salsa Heinz integró el andamiaje en su famoso logotipo del Big Ben en todas las botellas de salsa HP. Pero eso ya se ha acabado y el andamiaje tiene que volver a dejar paso a una visión clara de la que probablemente sea la torre del reloj más famosa del mundo.

El desmantelamiento del andamiaje del Big Ben comenzó a finales de 2021 y se completó en mayo de 2022. Al fin y al cabo, desmontar con seguridad un andamio no es menos complejo que montarlo. Aunque no quieras desmontar un andamio en el Big Ben, siempre debes tener a mano los pasos individuales para desmontar tu andamio. Te los hemos resumido aquí.

 

Lo que tienes que hacer antes del propio desmontaje del andamio

Como siempre en los andamios y en la industria de la construcción, la regla número 1 es: ¡la seguridad es lo primero! Porque desmontar un andamio no es menos difícil que montarlo. Por eso necesitas primero una estrategia sobre cómo desmontar tu andamio. Siempre debes empezar por comprobar a fondo tu andamio antes de empezar a desmontarlo. Puedes proceder de la siguiente manera:

  • Paso 1: Comprueba la estabilidad y la estática de tu andamio. Todos los componentes del andamio deben seguir estando firmemente unidos entre sí. Si se han desmontado o dañado gravemente algunas piezas durante su vida útil, debes sustituirlas para poder desmontar el andamio de forma segura.
  • Paso 2: Comprueba si las plataformas del andamio siguen firmemente colocadas.
  • Paso 3: Comprueba la estabilidad de los anclajes y de todas las fijaciones del andamio.
  • Paso 4: Comprueba qué tipo de protección anticaída necesitas para el desmontaje e instálala. Lee más sobre la protección anticaída aquí.
  • Paso 5: Asegúrate de que no hay materiales o herramientas de construcción sueltos en el andamio. En el peor de los casos, podrían caerse durante el desmontaje y herir a las personas que están debajo.

Todos estos pasos forman parte de los fundamentos de una buena inspección de andamios. Lee más sobre cómo se hacen aquí.

Ahora puedes empezar a desmontar el andamio

Cuando tu andamio haya superado todas las comprobaciones de seguridad, puedes empezar a desmontarlo. También aquí debes proceder de forma sistemática:

  • Paso 1: Haz sitio para las piezas del andamio desmontado
    Despeja un espacio cercano para guardar las piezas desmontadas del andamio. Las piezas individuales del andamio deben retirarse inmediatamente durante el desmontaje y guardarse para su posterior inspección. También debe haber un camino de acceso para el vehículo que transportará el material del andamio fuera de la obra posteriormente.
  • Paso 2: Ponte el equipo de seguridad
    Ponte la ropa de seguridad necesaria. Esto incluye calzado de seguridad, casco, guantes y otros equipos de seguridad necesarios según el proyecto, como el EPI.
  • Paso 3: Desmontar los componentes del andamio de arriba a abajo
    Lógico: el desmontaje se realiza en orden inverso al de montaje: de arriba a abajo. Primero retira los tubos y las barandillas de seguridad antes de desmontar las plataformas del andamio. Las piezas del andamio no deben guardarse en el propio andamio durante el desmontaje, sino que deben transportarse directamente al suelo. Puedes hacerlo alcanzando a tu compañero de abajo o bajando cuidadosamente con un sistema de cuerdas, polipasto o similar.
  • Paso 4: Retirar los anclajes del andamio
    La estabilidad también debe estar garantizada en todo momento al desmontar el andamio. Por lo tanto, sólo retira los anclajes después de haber desmontado toda la plataforma.
  • Paso 5: Comprueba las partes del andamio
    Una vez que hayas desmontado todos los componentes del andamio, revísalos a fondo. Las piezas defectuosas del andamio pueden causar lesiones, por lo que cualquier pieza que no pueda ser reparada debe ser apartada para su posterior eliminación. Todas las piezas del andamio que no estén dañadas o sean reparables deben almacenarse adecuadamente para su transporte fuera de la obra.

¿Tienes algunos trucos y consejos para que el desmontaje de tu andamio sea lo más eficiente posible? Los esperamos en los comentarios.

 

Volver

Comentarios

Añadir comentario

¿Cuánto suman 6 y 8?