Tipos de andamios – andamios colgantes

Tipos de andamios – andamios colgantes

Ya sea para trabajos de renovación, reparación o nueva construcción, los andamios son indispensables en el sector de la construcción y la industria. No es de extrañar que exista un andamio adecuado para cada aplicación. Para determinados tipos de trabajo, por ejemplo, se suele utilizar un andamio colgante. Lee aquí cuándo es una buena alternativa a un andamio apoyado.

 

¿Qué es un andamio colgante?

Los andamios suspendidos, o andamios colgantes, son plataformas de trabajo que se sujetan con cables, cuerdas o cadenas a una estructura elevada, como elementos de puentes o techos; o simplemente andamios no apoyados en el suelo sujetos a estructura metálica mediante grapas y/o elementos específicos como vigas de celosía. Pueden utilizarse para crear acceso a zonas de trabajo a las que de otro modo sería difícil o imposible llegar. Por eso, los andamios colgantes se utilizan a menudo en los siguientes ámbitos:

  • Renovación de techos
  • Renovación y mantenimiento de puentes y otros proyectos de infraestructuras
  • Proyectos de mantenimiento en industrias como la del petróleo y el gas, la química, etc.
  • Astilleros y proyectos en alta mar

Para proyectos como éstos, puede resultar difícil o llevar mucho tiempo construir un andamio apoyado desde el suelo.

Los andamios colgantes pueden proporcionar acceso fiable a zonas de trabajo que están, por ejemplo, por encima de superficies irregulares o no portantes, agua, vías de tráfico o zonas obstruidas por elementos como depósitos, tuberías o maquinaria. Además, para las zonas de trabajo que se encuentran a gran altura, como la renovación de techos en estructuras altas, a menudo se pueden ahorrar grandes cantidades de material y mando de obra con los andamios colgantes.

Debido a su menor capacidad de carga en comparación con un andamio estándar, los andamios colgantes se utilizan sobre todo para limpieza, inspección, mantenimiento, reparación o pintura.

 

Tipos de andamios colgantes y sus ámbitos de aplicación

No todos los andamios son iguales. Así que, por supuesto, hay distintos tipos de andamios colgantes para distintos fines.

Puedes distinguir entre andamios colgantes móviles y estáticos. Los andamios colgantes móviles pueden desplazarse tanto horizontal como verticalmente y suelen utilizarse para trabajos como la limpieza, por ejemplo, de fachadas de cristal, en los que hay que cambiar de posición el andamio.

 

Andamios colgantes móviles

 

Los andamios colgantes estáticos se fijan a varios puntos de suspensión y están diseñados como andamios jaula de pájaros. Esto los hace especialmente adecuados para trabajos en techos altos o para la construcción de puentes.

 

Andamio colgante estático de material de andamio modular Scafom-rux

 

¿En qué consiste un buen andamio colgante?

Si necesitas un andamio colgante estático que puedas montar con especial rapidez y seguridad, se recomienda un sistema de andamio colgante. Al igual que el andamio de sistema, que se construye desde el suelo, el sistema de andamio colgante también consta de componentes prefabricados que se pueden montar rápida y fácilmente.

Así, el montaje puede parecerse al del andamio colgante Scafom-rux RINGSCAFF Sky, por ejemplo:

 

RINGSCAFF Sky está formado por componentes del probado andamio modular RINGSCAFF y es compatible con él. Esto mantiene los costes bajos y hace que el montaje sea especialmente rápido y sencillo. Cada paso del montaje puede realizarse con herramientas manu

Un buen sistema de andamio colgante debe tener las siguientes ventajas:

  • Tu seguridad es siempre lo primero. Por lo tanto, un andamio colgante que cumpla las normas de seguridad más estrictas debe poder montarse y desmontarse siempre de pie sobre una plataforma sólida y sin tener que realizar arriesgadas escaladas para fijar componentes individuales bajo la superficie de trabajo. Además, no debe poder bascular hacia ningún lado.
  • Cuantas menos herramientas tengas que llevar en el andamio, mejor. Lo ideal es que no necesites ninguna herramienta mecánica para montar tu andamio colgante, sino sólo herramientas manuales fáciles de transportar.
  • La compatibilidad de tu andamio colgante con un sistema de andamio modular ahorra material y costes.
  • Al igual que en un andamio de sistema, el método de montaje debe reducir al máximo los errores. Los componentes prefabricados garantizan que ni siquiera se necesiten elementos de conexión como acopladores, tornillos o bridas, que pueden olvidarse fácilmente.
  • Por supuesto, la capacidad de carga debe corresponder al trabajo que se va a realizar en el andamio. Debido a la falta de apoyos en el suelo, la capacidad de carga de un andamio colgante suele corresponder a la clase de carga 3. Esto significa que en el andamio pueden realizarse sin problemas trabajos con poco almacenamiento de material.

 

Volver

Comentarios

Añadir comentario

Por favor, suma 3 y 6.