La diferencia entre andamios pintados y galvanizados

Protección anticorrosiva de los andamios: andamios pintados vs. galvanizados

Un andamio no sólo debe estar hecho de un material estable y de alta calidad para que sea sostenible y beneficioso para ti durante mucho tiempo, sino que también debe estar protegido contra los efectos de la intemperie y el calor que se produce durante la soldadura, por ejemplo. Por eso los buenos sistemas de andamios están protegidos contra la corrosión. Cuando se trata de la protección contra la corrosión, puedes elegir entre diferentes tipos: en los andamios, la pintura o el galvanizado del acero son especialmente populares. Lee aquí por qué es así y qué método se adapta mejor a tus casos de uso.

 

¿Cuándo necesitas realmente protección contra la corrosión?

En realidad, es obvio: tu material de andamiaje debe estar protegido contra la corrosión para evitar que se oxide y sufra otros daños. Éstos no sólo son antiestéticos, sino que también suponen un verdadero riesgo para la seguridad, ya que pueden debilitar el material del andamio. Así que si quieres sacar el máximo partido a tu andamio durante mucho tiempo, debes prestar atención a la forma en que se ha protegido contra la corrosión. Al fin y al cabo, siempre está expuesto a las influencias externas, tanto si está al aire libre bajo la lluvia como si tiene que soportar el calor de la soldadura y la influencia de los materiales de construcción. Cuando se trata de proteger los andamios contra la corrosión, tienes unas cuantas opciones, y ahora te presentaremos dos de las más populares.

 

Sistemas de andamios pintados

Pintar el material de los andamios es una de las formas más populares de protegerlos contra el óxido y la oxidación. La pintura forma una capa protectora alrededor del material. Si el material del andamio entra ahora en contacto con el agua, el acero que está bajo la capa protectora no se ve afectado. Además de la protección contra la corrosión, la pintura ofrece otra ventaja. Especialmente en las obras en las que se emplean varios andamios, el material de los andamios debe distinguirse entre sí. La pintura puede servir para personalizar el material del andamio, de modo que sea fácil ver qué andamio pertenece a quién.

 

El material del andamio está pintado para protegerlo de la corrosión.

 

Sistemas de andamios galvanizados

El material de andamio galvanizado se recubre con una capa protectora de, por ejemplo, zinc en un baño de fusión. Las instalaciones de fabricación propias de Scafom-rux galvanizan en caliente nuestro material de andamiaje, por lo que está protegido contra los impactos ambientales del interior y el exterior. Puedes leer más sobre este proceso en nuestro blog en las próximas semanas.

Los andamios galvanizados tienen la ventaja sobre los andamios pintados de que son más duraderos y requieren mucho menos mantenimiento. Esto se debe a que los daños en la pintura también suponen un deterioro de la protección contra las influencias externas. Para evitarlo, hay que realizar regularmente trabajos de reparación. Sólo después de reparar los daños, volver a pintar la parte del andamio afectada y probarla, se puede volver a utilizar. Por esta razón, los andamios pintados se encuentran más bien en obras de construcción donde no están expuestos a condiciones extremas.

A más tardar, con la mayor vida útil y los costes de reparación notablemente inferiores, se compensa de nuevo el hecho de que los costes de compra iniciales de los andamios galvanizados suelen ser más elevados que los de los andamios pintados. Dependiendo del tiempo que quieras utilizar tu andamio, al final incluso te puede salir más barato.

Un buen ejemplo de las ventajas económicas del acero galvanizado en caliente sobre el acero pintado se encuentra en la arquitectura, más concretamente en la Torre Eiffel de París. El acero utilizado allí estaba protegido de la corrosión mediante pintura. Sin embargo, esta capa protectora de pintura tiene que renovarse cada 7 años. Esto no sólo cuesta mucho tiempo -se tarda unos 2 años en volver a pintar cada vez-, sino también dinero: en el pasado, una sola capa nueva de pintura en el monumento parisino costaba 4 millones de euros. Si la Torre Eiffel se hubiera construido con acero galvanizado en caliente, no habría sido necesario este trabajo de mantenimiento ni este coste, aunque es cierto que el color es una parte importante de su encanto.

Volviendo a los andamios. Los andamios galvanizados pueden encontrarse en cualquier tipo de obra. Son especialmente populares en el sector offshore, en la industria naval o en otros sectores en los que están expuestos a condiciones extremas. Por ejemplo, el alto contenido en sal del agua puede hacer que la pintura se desprenda más fácilmente. El acero galvanizado lo soporta mejor que la pintura.

 

Los sistemas de andamios Scafom-rux se galvanizan en nuestras propias instalaciones de producción.

 

Independientemente de si el andamio está pintado o galvanizado, si quieres obtener algo de tu sistema de andamiaje durante mucho tiempo, debes asegurarte de que está protegido contra la corrosión. A la hora de tomar tu decisión, debes tener en cuenta, por supuesto, tu presupuesto. Debes tener en cuenta que

  • Los andamios pintados a menudo pueden comprarse por una inversión inicial menor, pero también debes tener en cuenta los siguientes costes de mantenimiento
  • Los andamios galvanizados suelen requerir una mayor inversión inicial, pero apenas hay costes posteriores

Con más de 50 años de experiencia en el sector del andamiaje, Scafom-rux está aquí para ayudarte a decidir qué andamio es el adecuado para ti. Para obtener una visión general de nuestros sistemas de andamiaje y accesorios, echa un vistazo a nuestro resumen de productos.

 

Volver

Comentarios

Añadir comentario

Por favor, calcula 7 más 2.